Un muy buen libro, que, debo confesar, llevaba 14 paginas leídas y ya sentía lo aburrido, no podía imaginarme la vida de Hazel, y como podía haber un libro de una chica con cáncer, así como ese, pero, después dije: Continua,debe ser diferente, no con el clásico y vivieron felices para siempre, y apareció Augustus y fue la historia que no quería leer, pero que me atrapo como a todos, y termine llorando como una niña.